TIJUANA, 19 mayo de 2020 (Especial/únicoBC).- El Gobierno del Estado exhorta a la población de Baja California, particularmente a los habitantes de Mexicali, seguir acatando las medidas sanitarias por COVID-19 dispuestas en el Acuerdo de Emergencia Sanitaria, a fin de “aplanar” la curva epidemiológica de casos en la entidad y lograr su eventual descenso.

Así lo planteó el jefe del Ejecutivo estatal, Jaime Bonilla Valdez, durante la cotidiana video-conferencia matutina desde su despacho en el Centro de Gobierno, acompañado del secretario de Salud del Estado, Dr. Alonso Óscar Pérez Rico, para rendir un reporte completo y actualizado del Plan Alimentario Emergente y de la estrategia para enfrentar la Pandemia por el Coronavirus en nuestra entidad.

Hicieron saber que en el caso concreto de Tijuana hay una disminución en casos sospechosos, lo que contrasta notoriamente con lo que ocurre en Mexicali, que sigue a la alza, en tanto la ciudad Ensenada se ha comportado con moderación en los contagios por dicho patógeno, aunque es importante que se mantengan las medidas.

Durante la video conferencia, el gobernador Jaime Bonilla Valdez y el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, presentaron el reporte actualizado del impacto del Coronavirus en el extenso territorio bajacaliforniano, marco en el cual reiteraron el llamado a quedarse en casa y seguir respetando el distanciamiento social, como medidas claves para cortar la cadena de infectados.

En este contexto se produjo la advertencia: “…las curvas no se aplanan por sí solas, es necesario que la sociedad coopere. Tijuana, está en un franco descenso, pero no quiere decir que nos vamos a relajar y no seguir aplicando los protocolos de seguridad e higiene…”, dijo el secretario Pérez Rico.

El secretario de Salud informó que durante esta Emergencia Sanitaria se han registrado 5 casos de COVID-19 en embarazadas, que afortunadamente vencieron a la enfermedad, sin embargo, no deja de ser delicado y riesgoso; y su regreso a las actividades laborales será hasta que el semáforo por regiones transite a color naranja.

“El regreso a la Nueva Normalidad, implicará NO abrazos, y mucho menos poner en peligro a los grupos vulnerables. No hay cura, ni vacuna hasta el momento, se impondrán horarios y restricciones en cada sector de la sociedad”, señaló.