MEXICALI, 8 marzo de 2020 (Especial/únicoBC).- El paro nacional de mujeres propuesto para realizarse el 9 de marzo en protesta por la ola de violencia de género de la que son víctima, implica la paralización de todas las actividades cotidianas, incluyendo ejercicios de compra, venta y la asistencia a centros laborales.

En caso de que el 100 por ciento, o al menos un gran número de las mujeres participen en el paro, este tendría un impacto severo, principalmente en las empresas de los sectores salud, maquilador, comercial y de servicios.

Así lo explicó la Dra. Bertha Martínez, Coordinadora de la Licenciatura en Logística Internacional en CETYS Universidad Campus Mexicali, agregando que el mercado laboral de las propias mujeres se vería afectado, principalmente las participantes de pequeñas y medianas empresas, así como para las dedicadas al empleo informal, quienes, en caso de no laborar, no percibirán ingresos durante el día de paro.

Para el resto de los sectores, añadió, las mujeres representan el 55% de gasto ejercido en el ámbito de la salud médica y estética, mientras que para el comercio de ropa y calzado se trata del 50%, haciendo que sean estos sectores los más económicamente vulnerables ante el escenario de paro. 

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) actualizadas en el 2019, en México 4 de cada 10 trabajadores que forman parte de la economía formal son de sexo femenino, quienes generan ganancias diarias por poco más de 25mil millones de pesos. Si a esta cifra sumamos la actividad de las mujeres que se encuentran en la economía informal, la cantidad supera los 37mil millones de pesos.

 

Dejando de lado el tema monetario, el paro nacional del 9 de marzo es ocasión para reflexionar sobre el rol de la mujer en el desarrollo económico en el país, con énfasis en cuántas de ellas ocupan puestos de alta gerencia, y la brecha salarial entre hombres y mujeres que sigue existiendo.

Por ejemplo, dijo la Dra. Martínez, en el interior del país la media de sueldo para los hombres es de 7mil 200 pesos y para las mujeres de 5mil 536 pesos.

Es por este tipo de circunstancias que, al sumarse al llamado de El 9 Ninguna se Mueve, convocado por el colectivo veracruzano Las Brujas del Mar, las empresas y comercios abonan a la toma de conciencia, al replanteamiento de los roles de género, y principalmente a la importancia de demandar seguridad, justicia y mejores condiciones sociales en general, pues “esto manifiesta lo importante que es salvaguardar la seguridad de los colaboradores, dentro de un macro ambiente económico”, cerró Martínez.