MEXICALI, 22 enero de 2020.-  En tiempos de incertidumbre, retos y cambios constantes en los esquemas de negocios, ocasionados en gran medida por la pandemia de COVID-19, el marketing digital experimenta un auge, principalmente en los rubros de estrategias de posicionamiento web y aumento de clientes, en las empresas, los cuales son factor determinante para su subsistencia. 

Existe un claro aumento en el interés por el mundo online tras la pandemia, derivado de las recomendaciones de seguridad y las restricciones sanitarias emitidas por las autoridades, pues frente a ellas, el sector empresarial tuvo que adaptarse y reinventarse rápidamente para incursionar en este campo, explicó la Dra. Faviola Villegas, docente investigadora de la escuela de administración y negocios de Cetys.

El marketing digital es una opción efectiva para que los emprendedores y las PyMES desarrollen estrategias para llegar a sus clientes, detalló la experta. “El confinamiento facilitó que las redes sociales y los medios digitales fuesen canales de comunicación que lleven a la acción y se concreten ventas de productos y servicios a través de plataformas online” 

Explicó que no basta con tener una página web para que el negocio empiece a generar ingresos de forma automática o impacte en el mundo digital, sino que estas acciones deben acompañarse de hechos que le otorguen un valor humano a la marca, de acuerdo con sus metas y público objetivo.

Desde hace algunos años el marketing digital y las redes sociales han sido medios para generar oportunidades de negocio;  sin embargo, hasta hace muy poco en algunos mercados y marcas el marketing offline seguía siendo un pilar en términos de promoción y publicidad. 

“Con la pandemia  a las empresas no les quedó de otra y tuvieron que sumarse al área digital, las que pudieron y las que no, murieron o están sobreviviendo”.

A pesar de contar con diversas oportunidades y herramientas digitales, no todo es perfecto. “Muchas empresas, por la premura de la pandemia y ante los pocos recursos, han ejecutado tácticas desesperadas que se pierden en el mar de información o que incluso son de mal gusto; algunas empresas compiten entre sí y copian contenido entre ellas, dejando un mal sabor de boca a los consumidores que ante el confinamiento, están muy atentos a estas fallas”. 

El marketing digital vino como aliciente ante la falta de contacto e interacción física. Aunque la pandemia acabe, los hábitos del consumidor serán más acordes al nuevo sistema digital.

En ese sentido, la experta recordó que nada es para siempre y la pandemia en algunos meses terminará, por lo que las estrategias de marketing offline seguirán existiendo sobre todo en mercados industriales en donde el cara a cara es un factor determinante para las ventas. 

Sin embargo, se visualiza un futuro lleno de oportunidades para los negocios que decidan iniciar y mantenerse en el mercado digital, se verá un incremento de calidad, con clientes leales que desean estar para las marcas que estuvieron con ellos durante esta tempestad.  “Hay sitio para todos, no porque pase la pandemia, deberemos dejar de lado el seguir alimentando nuestras comunidades digitales. Nada mejor que ponerse en manos de profesionales que brinden la asesoría y herramientas necesarias para cumplir los objetivos esperados”, concluyó la docente.

 

Compartir: