TIJUANA, 19 octubre de 2020.-  Ante el aumento de casos por Covid-19, derivado de las “reaperturas” de ciertas actividades en Baja California, la Secretaría de Salud está enfocando sus esfuerzos en la vigilancia epidemiológica correcta y de esta forma tomar decisiones que incidan en cortar cadenas de transmisión del patógeno.

 

 “En las últimas dos o tres semanas se ha notado un aumento en los pacientes que estamos estudiando (sospechosos), porque tenemos más afluencias en nuestras clínicas de fiebres”, puntualizó el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, al rendir el informe cotidiano de la Estrategia Covid-19. 

 

Adelantó que esta semana se platicará con el Gobierno Municipal (alcalde y alcaldesas) sobre ciertas actividades que se abrieron que no están respetando el  protocolo de seguridad y salud previamente autorizado; de tal forma, que es posible que se disminuya el número de establecimientos abiertos y probablemente los aforos.  

 

Sobre la apertura de panteones municipales, ante la cercanía del “Día de Muertos”, precisó el secretario: ” Ya se está diseñando un protocolo para panteones; nosotros lo haremos, pero previo a que se pueda autorizar o no, se tiene que ver si se puede garantizar; todavía no lo hemos determinado… en Baja California han aumentado los contagios y queremos controlar el ascenso”. 

 

Sobre los festejos de “Halloween” (31 de octubre), donde los niños acostumbran a ir a pedir dulces, detalló que los infantes son los “portadores perfectos” del Covid-19, son los que experimentan la enfermedad, en su gran mayoría asintomáticos, razón por la cual, exhortó a los padres de familia a mantener el distanciamiento social.  

 

El titular de Salud en Baja California, especificó que se han controlado las aperturas en los eventos sociales efectuados en salones-jardín, que previamente ha autorizado la autoridad con su debido protocolo, que incluye una capacidad reducida de personas y estrictas medidas sanitarias como la sana distancia, lavado frecuente de manos, uso de gel antibacterial, toma de temperatura corporal, entre las principales. 

 

En este sentido, abundó: “A los eventos sociales que no son así, que se realizan en domicilios privados, en lugares en donde no se autoriza una apertura, sí hemos tenido pacientes”.  

 

Comentó lo anterior en referencia a una boda que se efectuó en Mexicali, en un domicilio particular, que tuvo una considerable afluencia de personas, sin protocolo, ni filtros de salud y sin autorización, lo que ha derivado ya en numerosos contagios en quienes asistieron; la COEPRIS ya toma cartas en el asunto.