MEXICALI; (únicoBC).- Don Rodolfo Zavala, a quien sus amigos lo llaman cariñosamente “Mr. Radio”, es poseedor de una colección única de estos aparatos, algunos con más de 100 años de fabricación.

Nativo de León, Guanajuato, pero avecindado en Mexicali desde 1945, Don Rodolfo tiene en su muy particular colección radios de inicios del siglo pasado.

Actualmente jubilado, disfruta al máximo su pasión por coleccionar estos aparatos, la cual inició a partir de 1987, aunque esta inquietud la tenía desde que era muy joven.

“Inicié en recuerdo a mi madre que tenía un radio de bulbos marca Zenith de madera y ese radio no era de corriente eléctrica, era de baterías porque en ese tiempo, en lo que era el ex ejido Coahuila, no había luz, esto era a inicios de 1950”.

“La mayoría de radios que conocí (en esa época) eran de onda corta y como no había interferencia en el espacio por la tarde, se podían oír estaciones de la Ciudad de México, Cuba, de varios países de habla hispana”, recordó.

Afirma que el primer radio lo compró en 1987 en el tianguis de Santo Tomás en Calexico, el cual era idéntico al que tenía su madre.

“De ahí empecé adquirir y empecé a comprar; luego uno, dos, tres, hasta llegar acumular más de 200 radios. Se me hizo un hábito y empecé a buscarlos. Mucha gente conservaba radios y adquirí algunos de familias pioneras de Mexicali”.

Confiesa el entrevistado que otros los encontró en ciudades como Los Ángeles, Riverside, San Bernardino y Long Beach.

En su colección los radios más antiguos son los de Galena de la década de 1920, cuya característica principal es que no necesitaban de luz o baterías para funcionar.

También sobresalen fonógrafos de cuerda también conocidos como vitrolas, una de ellas de 1894 elaborado por el famoso inventor Thomas Alva Edison.

La colección se nutre con teléfonos, micrófonos y telégrafos que fueron utilizados en los primeros días de Mexicali. Entre las marcas que se pueden apreciar están Víctor, RCA Víctor, Zenith, Philco, General Electric, entre muchas más.

Lo increíble es que todos los aparatos que posee Don Rodolfo, en su mayoría de madera, funcionan a la perfección como cuando se fundó Mexicali en 1903.

(Reportaje publicado originalmente en la edición 21 de únicoBC, Nuestras Historias de Éxito)