MEXICALI, 30 septiembre de 2020.-  Con el objetivo de brindar a los consumidores información comercial y sanitaria clara sobre el contenido nutricional de los productos preenvasados, desde el 01 de octubre del 2020 entra en vigor a nivel federal la actualización a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051, también conocida como norma del etiquetado. 

Esto impactará de manera directa a las cadenas de suministro de las empresas de productos alimenticios, ya que propone una serie de desafíos y cambios que involucran a las áreas de planeación, logística, diseño y estrategia de marketing, consideró el Mtro. Bardo Limón, Coordinador del Laboratorio de Mercadotecnia de CETYS, campus Mexicali. 

Para empresarios y emprendedores, añadió, el rediseño de los empaques y envases es el mayor de los retos, junto con el que representa ejecutar las estrategias adecuadas de posicionamiento de producto, de manera que éstas atiendan a la cultura y valores de la empresa. 

De acuerdo con lo indicado por la Secretaría de Salud, a más tardar el 30 de noviembre del año en curso, en los anaqueles y estantes de las tiendas de conveniencia todos los productos de origen nacional y extranjero que se comercializan en México deben contar con una señalización que, a través de sellos, alerte sobre algunos ingredientes que pueden representar un riesgo para la salud. 

“Más allá de ser un tema de sellos, estos cambios conllevan un énfasis de congruencia en toda la marca”, detalló el experto. Para auxiliar a los profesionales de la mercadotecnia durante el proceso de adaptación a lo que dicta la NOM-051, el experto emitió los siguientes consejos: 

  • Dar mayor peso al valor agregado del producto: La recomendación principal es no centrar tu mensaje en los sellos o etiquetas, sino en lo que le aportas a tu público meta

  • Conocer la ley: Es importante que las áreas directivas y de diseño de la empresa, y en dado caso, la agencia proveedora de los servicios de marketing, se mantengan al tanto de los lineamientos que marca la NOM-051, así como de las actualizaciones que acerca de ella efectúe la autoridad

  • Rediseñar los empaques: Una vez dominado el contenido de la norma, habrá que repensar en un acomodo de los elementos distinto en la presentación de cada producto

  • Comunicar de manera clara: Hay que utilizar mensajes sencillos en la difusión, y aprovechar los espacios en los anaqueles para transmitir el valor y beneficios que otorgan los productos expuestos 

El beneficio de la entrada en vigor de estos nuevos lineamientos será para los consumidores, concluyó el Coordinador, ya que con el nuevo etiquetado podrán conocer mayor información sobre la composición de los alimentos, principalmente sobre las cantidades de algunos nutrientes potencialmente nocivos para su salud, como los excesos de grasas trans, de azúcares, de sodio, de grasas saturadas, y en general, sobre su contenido energético, con lo cual se busca que puedan tomar una mejor decisión antes de su compra.