TIJUANA, 9 junio de 2020 (Especial/únicoBC).- Con la infraestructura hospitalaria y la estrategia fortalecida para hacerle frente a la batalla contra el COVID-19, el Gobierno del Estado hizo un llamado a los mexicalenses a acatar las medidas de la emergencia sanitaria para “aplanar” la curva epidemiológica y avanzar en el semáforo de la «Nueva Normalidad» establecido por el Gobierno Federal.

Al reiterar que está en funcionamiento el Hospital Universitario de la UABC en la capital del Estado con una capacidad de 50 camas instaladas, el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, y el secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico presentaron el reporte diario sobre la pandemia en la región, contexto en el cual, recordaron que Baja California se mantiene en «semáforo rojo», únicamente con actividades laborales esenciales.

«Hoy Tijuana pasa a ser el tercer municipio en casos activos (a nivel local), segundo Ensenada, y primer lugar Mexicali, aquí vamos a ser enérgicos en el tema de Mexicali, este no es el momento de salir de su casa, ocupamos resguardarnos en casa… En Baja California el punto más peligroso para salir es Mexicali «, señaló el Dr. Pérez Rico.

Los casos activos en esta entidad federativa están distribuidos de la siguiente manera: Mexicali 481, Ensenada 65, Tijuana 57, San Quintín 29, Tecate 9, San Felipe 6 y Playas de Rosarito 2; cabe destacar que nivel nacional, Mexicali se ubica en la sexta posición en casos activo con 487.

El secretario de Salud comentó sobre la visita que encabezó al Hospital General de Mexicali, donde se pudo constatar que en el servicio de inhaloterapia había 26 ventiladores que son adicionales a los que estaban instalados en los pisos de la unidad; del mismo modo se trasladó al almacén del nosocomio, donde se preparan los equipos de protección personal.

También, comentó que en Tijuana se habilitó una tercera «Clínica de Fiebre» para cortar la cadena de transmisión y oportunamente identificar a pacientes con un cuadro sugestivo y sospechoso de COVID-19, así como aplicar tratamientos oportunos; dicha estrategia, dijo, también se reforzará en Mexicali.

Pérez Rico, puntualizó que a pesar que Tijuana va a la franca baja con menos casos activos y hospitalizados, no es señal que se acabó la pandemia y que cuando se regrese a la «Nueva Normalidad» la población debe familiarizarse con las medidas preventivas de forma continua, porque el COVID-19 «vino a cambiar la forma de interactuar en el mundo».

Compartir: