TIJUANA, 11 septiembre de 2020 (Especial/únicoBC).-   El Gobierno del Estado enfocará sus esfuerzos contra COVID-19 en Ensenada, por ser la ciudad con la incidencia más alta en el Estado, al tiempo de hacer un llamado a la población a que disminuya su movilidad y use el cubre-bocas, como medida de protección y prevención para romper las cadenas de contagio, a fin de seguir en tendencia a la baja.  

El Secretario de Salud, Dr. Alonso Pérez Rico y la representante regional del IMSS, Dra. Desirée Sagarnaga Durante, participaron en la habitual video -conferencia del gobernador Jaime Bonilla Valdez, a fin de presentar la actualización de la Estrategia Estatal Covid y una “radiografía” de cada ciudad.  

 

“El municipio que más tenemos que cuidar es Ensenada, la tasa de incidencia de Tijuana es de las más bajas que tenemos en el Estado por su número de población; cuidado en Ensenada, aquí tenemos que enfocar todos nuestros esfuerzos, para cortar cadenas de transmisión”, comentó el secretario de Salud.  

 

Al abundar en la situación de Ensenada, dijo que la ciudad presenta “picos” en la curva epidémica, alta incidencia de casos nuevos y comercios en los que no se cuida la sana distancia, ni las medidas de protección.  

 

En el caso de Tijuana, el Dr. Pérez Rico, detalló que se están controlando las “reaperturas”, aunque reconoció que sí ha habido aumento de pacientes “ambulatorios”; mientras que, Mexicali ha reportado una disminución progresiva y constante.  

 

“Tecate se ha comportado de forma estable, pero Playas de Rosarito si presenta picos y brotes por las aperturas, asociados con la cercanía con Tijuana y la alta migración del turismo; San Quintín se ha controlado… Ya llevamos seis meses dando la batalla, es importante cuidarnos, porque el virus sigue igual de activo”, comentó.  

 

El Secretario de Salud, reiteró que el proceso de reconversión hospitalaria en el Estado ya inició paulatinamente para reactivar cirugías programadas que fueron suspendidas por la pandemia, así como consultas con especialistas; por otro lado, recordó que una vez autorizada la “reapertura” de cierta actividad se vigila constantemente; y que las actividades más inspeccionadas son los gimnasios y casinos.