MEXICALI, 9 septiembre de 2020 (Especial/únicoBC).- Cuando una persona considera que la única salida a sus problemas es quitarse la vida, lo que realmente desea es dejar de sufrir, y no dejar de vivir. Es importante que quienes se hallan a su alrededor sepan esto, y le hagan saber que su vida es importante, que existen soluciones para sus conflictos, así como ayudarle a encontrar orientación profesional. 

Como un recordatorio de todo esto, el 10 de septiembre de cada año se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, con jornadas que promueven la reflexión y la difusión de las acciones que contribuyen a prevenir que las personas atenten contra su vida.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se suicidan casi un millón de personas, lo cual representa que cada 40 segundos un ser humano termina con su vida. Además, el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de 15 a 29 años.  

Mitos y realidades en torno al suicidio:

“Es importante que en esta conmemoración se comuniquen qué estrategias podemos implementar para prevenir el suicidio, teniendo claro que el primer paso para evitarlo es aclarar todos los mitos que lo rodean”, consideró la Psicóloga Christbelen Sandoval, Coordinadora del Centro de Apoyo y Orientación Psicológica (CAOP) de CETYS Universidad Campus Mexicali. 

Los más populares y principales mitos a desmentir, detalló, son: 

  • Que cuando una persona habla de suicidarse, sólo quiere llamar la atención 

  • La persona suicida debe de sobreponerse

  • El suicidio ocurre de imprevisto y no puede prevenirse 

  • Si hablamos de suicidio aumenta el riesgo de que la persona lo realice 

  • Quien se suicida es un cobarde

“Debemos comprender que todo lo mencionado anteriormente es erróneo. Hablar de suicidio es liberador para la persona que lo piensa y hacerlo de una manera sensible y adecuada como lo exige este tema, nos ayuda a quitar los estigmas que lo rodean”. 

Frente a conflictos y algunas circunstancias, sentir ansiedad y tristeza es normal en todas las personas. Es importante aprender a identificar que cuando estas emociones se presentan con frecuencia, acompañadas de pensamientos sobre la muerte como alternativa, se está frente al riesgo de suicidio. 

Otras señales de alerta son:

  • Preocupación por la muerte 

  • Comentarios acerca del suicidio

  • Cambios de humor repentinos

  • Retraimiento o aislamiento

  • Abuso en el consumo de drogas y alcohol

  • Realizar acciones autodestructivas 

  • Despedirse de amigos, familiares y conocidos 

“Las personas que atentan contra su vida no son cobardes ni débiles, simplemente necesitan apoyo. Cuando identifiquemos que alguien cercano presenta riesgo de suicidio, es importante hacerle sentir apoyo, acompañamiento e impulsarlo a visitar a un profesional de la salud, ya sea psicólogo, médico o psiquiatra”, invitó la experta. 

Buscando mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan, CETYS Universidad ofrece el servicio de atención psicológica de costo accesible para todo público, a través del CAOP, en la modalidad a distancia durante la emergencia sanitaria por COVID-19, donde se brinda atención a quienes desean cuidar su salud mental y resolver situaciones de ansiedad y estrés, riesgo de suicidio, entre otras. 

Para solicitar dicha atención, es necesario comunicarse vía telefónica al 686-567-37-00 ext. 1080, o escribir vía mensaje a la página de Facebook CAOP CETYS Mexicali.

Otra alternativa para quienes se identifican en riesgo de suicidio o conocen a alguien que lo vive, es la línea de atención telefónica de SAPTEL, un programa profesional atendido por psicólogos capacitados para intervenir en crisis a través del teléfono, a cargo del Consejo Regional Latinoamericano y del Caribe de Salud Mental.

El teléfono es el 55 5259 8121, y está disponible las 24 horas del día durante los 7 días de la semana, con funcionamiento en todo México.

“Los humanos somos capaces de generar el cambio en los demás; los pequeños detalles hacen la diferencia. En este Día Mundial para la Prevención del Suicidio procuremos empatizar, escuchar y esparcir nuestro amor, y hacerle saber al otro que todos somos igual de valiosos, y que cuenta contigo”, concluyó la experta.