TIJUANA, 30 julio de 2020 (Especial/únicoBC).- Baja California refleja una tendencia negativa en su curva epidemiológica del COVID-19, pero se está prolongando, por lo que el Gobierno del Estado  insiste a la población en fortalecer las medidas sanitaria como la sana distancia, el uso de cubre-bocas y el estornudo de etiqueta, entre otras.  

En la video conferencia del gobernador Jaime Bonilla, el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, informó que hay un alta movilidad en el estado; no obstante, en el reporte diario de la Estrategia COVID, el pasado 29 de julio la entidad muestra una disminución de casos activos en todos sus municipios, con registro total de 494.  

Presentó una gráfica de casos nuevos de coronavirus en el territorio mexicano, del 29 de junio al 29 de julio; en este periodo a nivel nacional reportan 124 mil 871 casos, de los cuales 2 mil 530 corresponden a Baja California, colocándose en la posición número 18 de las entidades federativas.  

Sobre la infraestructura hospitalaria, el Dr. Pérez Rico, dijo que la Secretaría de Salud de Baja California tiene un 51% de ocupación hospitalaria, 182 camas disponibles y 112 ventiladores, así como 82 pacientes entubados.  

Tal y como asumió el compromiso con el gobernador Jaime Bonilla en la pasada video- transmisión en vivo, el secretario dijo que supervisó las condiciones del Hospital General de Tijuana y verificó el almacén, tuvo la oportunidad de reunirse directivos, jefes de departamento y personal operativo, quienes expresaron sus necesidades.  

“En general fue una práctica muy productiva, fuimos a mitigar todas las dudas con respecto a los insumos, definitivamente tenemos áreas de oportunidad en relación a la comunicación médico- administración entre las unidades y los almacenes que ya se corrigieron”, expuso.  

Entre los medicamentos que adquirió recientemente la institución fue 80 ampolletas de “Linezolid”, con un valor de 12 mil pesos cada unidad. También a través de las compras programadas, se acordó con los proveedores de laboratorio hacer entrega de pruebas para cultivos de secreción para abastecer al hospital.  

Mencionó que se averió la computadora del tomógrafo del Hospital General de Tijuana, misma que tuvieron que comprarla, se procuró desde Alemania y ya está instalada en el nosocomio, realizando las pruebas para que empiece a funcionar.  

El Dr. Pérez Rico anunció que los medicamentos que se ocupan para sedar a los pacientes se van a ser centralizados, es decir, la Secretaría de Salud, va a garantizar los insumos y no van a depender directamente de las direcciones de los hospitales, con lineamientos específicos en relación a los procesos de surtimiento.