TIJUANA, 27 julio de 2020 (Especial/úncoBC).- El Gobernador Jaime Bonilla Valdez confirmó la “reapertura” de los juzgados con sus medidas sanitarias previamente autorizadas por la Secretaría de Salud del Estado, que coinciden con las recomendaciones a nivel federal.

“En tanto –puntualizó el jefe del Ejecutivo estatal-, se definirá un esquema para ir aplicando un protocolo adecuado y validado por las autoridades en relación a reabrir los bares, que ha sido una insistencia de la ciudadanía; acciones que se harán con cautela, sin poner en riesgo la salud de las familias bajacalifornianas”, expresó.

Bonilla Valdez reconoció que los indicadores primarios establecidos en el  semáforo sanitario van a la “baja” en esta entidad federativa, destacando el arduo trabajo que ha desarrollado el secretario de Salud, Alonso Oscar Pérez Rico, para controlar la pandemia e ir en descenso gradualmente.

Por su parte, Pérez Rico dijo que, “aunque ya existe más demanda de casos no Covid, no es momento de bajar la guardia, porque la pandemia no se ha acabado”, e insistió nuevamente en las acciones preventivas como disminuir la movilidad, la sana distancia, el lavado frecuente de manos y el uso de cubre-brocas.

Durante su reporte diario, compartió el recorrido que encabezó por el mercado sobre-ruedas de El Florido en Tijuana, donde se percató que no todas las personas que transitaban por el sitio respetaban las medidas sanitarias, como el uso de cubre- bocas “un 50 por ciento sí y el otro 50 por ciento no”.

El Secretario de Salud puntualizó que, aunque el Estado esté preparado en infraestructura hospitalaria y con suficientes camas disponibles en los hospitales, se requiere de la corresponsabilidad de las personas; que la población en general se convenza de que no es recomendable visitar a las personas mayores o socializar y mejor quedarse en casa.

Al hacer énfasis en la importancia de respetar las medidas sanitarias, comentó que el vecino Estado de California (Estados Unidos), reportó en las últimas 24 horas 8 mil nuevos casos de coronavirus, acercándose a los 100 mil en menos de 10 días, lo que es una condición que mantiene en alerta a Baja California por su cercanía; además de Sonora, por el lado mexicano, que es un Estado que ha aumentado su número de casos.

“En Baja California estamos saliendo de la primera ola, Tijuana ya está abajo, controlando sus aperturas y sus números de casos, con una vigilancia y monitoreo constante; Mexicali, va para abajo, aunque su curva se está prolongando, Ensenada va para arriba, aunque no representa un número significativo como para generar un cambio ( drástico) en el Estado”, enfatizó el Dr. Pérez Rico.