MEXICALI, 19 noviembre de 2020.-   La Secretaría de Salud del Estado a través del Hospital General de Mexicali (HGM) dio a conocer que el nosocomio en estos momentos de pandemia por COVID-19 continúa con las atenciones en especialidades; durante este 2020 se han atendido a 19,700 hombres por distintos padecimientos de salud.

En el marco del Día Internacional del Hombre, el director del HGM, Hugo Martínez Espinoza informó que uno de los padecimientos enfocados a los hombres es en próstata o hiperplasia, el cual es el agrandamiento de este órgano, por lo que es muy importante que se realicen el examen, permitiendo detectarlo a tiempo y con ello ofrecerles mejores oportunidades de vida. 

Recomendó al sexo masculino cuidar su salud durante la andropausia o climaterio masculino que es una condición muy similar a la menopausia, explicando que estos cambios hormonales pueden alterar la vida física, emocional y sexual de los hombres, por tal motivo, se solicita a los caballeros acudan a las unidades de salud para su atención. 

Martínez Espinoza comentó que estas son etapas normales en la salud de cualquier hombre, pero es importante estar hacer revisiones médicas periódicas, con la finalidad de evitar afectaciones en la salud producto de la falta de calcio, revisar la presión arterial o nivel de glucosa. 

Los cambios que se presentan se atribuyen a la disminución de los niveles de la hormona masculina (testosterona), aunque también existen otros factores que precipitan el inicio de la etapa del climaterio como son la herencia, obesidad, estrés físico y psicológico, enfermedades cardiovasculares, exceso de alcohol y tabaco, diabetes mellitus, disfunción tiroidea, consumo de drogas, entre otras. 

Señaló que dichos cambios comienzan a ser evidentes aproximadamente a los 50 años, pero pueden presentarse progresivamente desde los 40 y hasta después de los 70 años; abarca en el hombre un lapso mucho mayor de tiempo que el de la menopausia en la mujer. 

Durante el período de la andropausia el hombre puede manifestar cambios físicos y psicológicos, como por ejemplo la disminución de la libido, insomnio o fatiga,  angustia que puede llevar a la depresión, ansiedad, nerviosismo e irritabilidad, disminución de la producción de esperma y testosterona, pérdida de masa muscular (alrededor de 10 kilogramos), escalofríos, disminución de la capacidad visual y auditiva, pérdida del cabello, crecimiento de vello en cejas y fosas nasales, deterioro óseo (osteoporosis), dolores musculares, arrugas y resequedad en la piel. 

Martínez Espinoza invitó a los hombres que pasan por esta situación, acudan a las unidades de salud donde se cuenta con personal capacitado para brindar una atención integral para quien lo solicite.