TIJUANA, 16 septiembre de 2020.-  La gran mayoría de los casos nuevos de Coronavirus que se han presentado en Baja California, han sido “ambulatorios”, reportó la Secretaría de Salud del Estado, al tiempo de reiterar que la pandemia no ha acabado y que la población debe reforzar las medidas sanitarias ante la próxima temporada invernal.  

Al presentar el reporte actualizado de la Estrategia Covid, durante la video conferencia, el secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, confirmó que ha disminuido el número de pacientes que requieren de hospitalización, en razón, que acuden oportunamente a recibir la atención médica.  

Compartió que actualmente, entre los tres hospitales generales de la Secretaría de Salud, que están al frente de la lucha contra el Covid, se tienen hospitalizados un total de 100 pacientes, lo que representa una “cifra baja” ; y que por ese motivo, se han estado autorizando las reconversiones para iniciar con la atención de pacientes “No covid”.  

El funcionario estatal, reconoció que Tijuana había reportado un alza en el número de casos activos, sin embargo, en los últimos días ha registrado una disminución; en Mexicali, dijo, ya se iniciaron las aperturas de algunas actividades de forma gradual, ordenada y midiendo el impacto de las mismas.  

En el caso de Ensenada, expuso que la ciudad ya está en una meseta, en espera de “ver la tendencia negativa en la curva”; Tecate, siempre se ha mantenido estable; pero en Playas de Rosarito, se tienen que reforzar los protocolos de salud en las aperturas para controlar la movilidad; y finalmente en San Quintín se ha logrado controlar el distanciamiento social.  

“La vulnerabilidad más peligrosa es la edad, el 53% de los pacientes que han perdido la batalla tenían de 65 años en adelante; por eso es importante reforzar las medidas y las acciones en este grupo de la población”, comentó el secretario.  

 

(Más información en: www.unicobc.com.mx)