MEXICALI, febrero de 2020 (Especial/únicoBC).- Ser verde, sustentable y cuidar el medio ambiente, está de moda. Esta tendencia puede aplicarse a la mercadotecnia, mediante la promoción de iniciativas ecológicas acompañadas de estrategias que buscan fortalecer la lealtad a la marca. Este conjunto es lo que conocemos como como Green Marketing, o Mercadotecnia Verde.

La Mtra. Faviola Villegas, Coordinadora de la Licenciatura en Administración de la Mercadotecnia (LAM) en CETYS Universidad Campus Mexicali, explicó que el green marketing tiene tres objetivos principales:

1.       Satisfacer las necesidades del cliente

2.       Lograr los objetivos empresariales

3.       Diseñar procesos pensados en favor del ecosistema

Agregó que se trata de una filosofía que define la estrategia comercial, principalmente de las empresas dedicadas a la venta de productos o servicios ecológicos; sin embargo, paulatinamente otros giros comerciales han incorporado al menos una opción verde dentro de su plan de negocios, para disminuir su impacto negativo en el medio ambiente. 

Marketing verde como ventaja competitiva

El empleo de estrategias de mercadotecnia verde es cada vez más frecuente, principalmente entre los negocios de nueva creación, a las cuales se les facilita adaptarse desde su origen, a la nueva conciencia ambiental y acciones amigables con el entorno. “Estamos viviendo una transformación de tendencias, a las cuales los emprendedores se están sumando para ofrecernos productos que se dedican a preservar la naturaleza y ser menos invasivos”.

La Coordinadora explicó que la diferencia entre el también llamado marketing verde, con relación a la mercadotecnia tradicional, es que éste nace y está orientado desde el punto de vista ecológico. “Su idea es encontrar la manera de ofrecer nuestros productos de una forma que satisfaga al cliente, pero que a la vez nos ayude a disminuir la contaminación del medio ambiente” refirió.

La preocupación por el medio ambiente e intención de hacer algo para cambiar la situación actual del planeta, ha motivado a algunos emprendedores a comenzar su propio negocio en este giro. Tal es el caso de la alumna Andrea Sofía Gómez, estudiante del cuarto semestre de LAM en el Campus Mexicali de CETYS.

Andrea combina su pasión por la mercadotecnia y la preservación del planeta en su marca Aria, una línea de productos de cuidado para la piel y el cuero cabelludo, hechos a base de ingredientes naturales, de manera artesanal y sin envoltura.

“Gracias a este emprendimiento he aplicado lo que aprendo en clase en la práctica diaria y continuó especializándome en el tema. Además, considero que la tendencia ecofriendly es más que una moda, es una necesidad de hacer pequeños cambios para impactar al planeta”.

Responsabilidad compartida: Empresa-consumidor

Ser verde, en lo que a la mercadotecnia se refiere, implica una responsabilidad bilateral entre empresas y consumidores, consideró la alumna, pues las primeras deben comprometerse a dar seguimiento a sus estrategias e iniciativas de marketing verde, al punto de fusionarlas con los valores y objetivos corporativos. Por su parte, los clientes deben contribuir difundiendo la información y creando conciencia en otros usuarios y consumidores.

Al respecto, la Mtra. Villegas recordó que las empresas (indistintamente del tamaño que tengan) que decidan implementar como parte de sus estrategias de negocio la mercadotecnia verde, deben hacerlo de forma congruente y dejarla permear en toda la cultura organizacional, para que esta filosofía esté presente y sea tomada en cuenta en todas las acciones que formen parte de sus procesos, desde la selección de productos, materiales y sistemas para el desarrollo de la empresa y su producción.