TIJUANA, 28 agosto de 2020 (Especial/únicoBC).-   En Baja California está disminuyendo la fuerza la pandemia por COVID-19, sin embargo, no se ha acabado y diariamente se reportan variaciones en los casos activos “con altas y bajas”, que se asocian directamente a la movilidad y las “reaperturas” de negocios no esenciales, que se han autorizado con protocolos estrictos.  

Así lo expuso el secretario de Salud del Estado, Alonso Pérez Rico, durante la video conferencia, en la cual expresó: “Vamos disminuyendo progresivamente, a pesar de las entidades vecinas con alta positividad e incremento en los números de casos; seguimos con tendencia negativa, pero es importante que la población mantenga restricción de la movilidad, al Estado lo estamos reactivando y reactivando bien”.  

El Dr. Pérez Rico informó que nuestra entidad continuará en “alerta máxima”, aun cuando la Federación ha mantenido a Baja California en “anaranjado” por varias semanas; lo que buscan las autoridades locales es privilegiar la salud y, una vez que se haya transitado en la coloración, no retroceder.  

Al presentar el reporte de la Estrategia COVID, mencionó que son 112 pacientes intubados y que éste es un parámetro que permite ver la gravedad de los pacientes y qué tan tarde llegan a recibir atención médica; en este sentido, pidió a la población acudir tempranamente a los servicios de salud, ya sea en las clínicas de fiebre o unidades de medicina familiar, y no esperar a desarrollar síntomas.  

El funcionario estatal reiteró que la secretaría a su cargo, ya inició con la reconversión de hospitales, y se han estado comunicando con la población para la reactivación de consultas, específicamente en Mexicali, donde en días pasados comenzaron los procedimientos quirúrgicos que habían sido pausados por la pandemia.  

Compartir: