MEXICALI, (únicoBC).- La señora María Elena Núñez Flores es todo un ejemplo como empresaria en la capital de Baja California, donde se ha mantenido por espacio de 50 años en su negocio de limpieza de ropa.

Nacida en Ocotlán, Jalisco, pero avecindada en Mexicali desde los 15 años de edad, ha logrado trascender en el tiempo como resultado de su gran capacidad para ir sorteando los obstáculos que se le presentan en el camino.

Aunque al principio trabajó en los Estados Unidos, al momento de casarse con su esposo Ramón Huizar logró ingresar al negocio de limpieza de ropa a finales de la década del 60.

El trabajo fue en aumento, así como su familia al procrear 6 hijos, quienes desde chicos ayudaron a sus padres en las labores de la limpieza de ropa.

En 1991, al fallecer su esposo, tomó las riendas de Limpiaduría Huizar a la que catapultó a grandes niveles al tener la visión de modernizar su maquinaria y capacitar al personal acorde a las necesidades de los nuevos tiempos.

Ubicada en la esquina de avenida Zaragoza casi esquina con Justo Sierra, la Limpiaduría Huizar se convirtió en un espacio de primera necesidad para todos los mexicalenses deseosos de llevar sus prendas a un lugar que le ofrezca la garantía de limpieza.

Sentada en su oficina, rodeada de figuras de rana de todos los tamaños y colores, la señora Huizar -como la conocen todos sus empleados- afirma que parte del éxito de su negocio es no fijarse en la competencia.

“El sol sale para todos, como luego dicen; yo siempre me fijo solamente en mi negocio, no busco compararme con nadie, eso no es bueno para el alma”.

Esta filosofía de vida le viene de inspiración al reconocer que sus libros favoritos son “Juan Salvador Gaviota” y sigue al pie de la letra los “4 Acuerdos” de Miguel Ruiz: Sé impecable con la palabra, no te tomes nada personalmente, no hagas suposiciones y haz siempre lo mejor que puedas.

(Artículo publicado originalmente en la octava edición de únicoBC, Nuestras Historias de Éxito)