MEXICALI, marzo de 2020 (Especial/únicoBC).- Con el fin de ofrecer una atención médica respetuosa sin importar el estatus migratorio de todas las mujeres que se encuentran en territorio bajacaliforniano, el Hospital Materno Infantil de Mexicali (HMIM), se distingue por brindar un servicio de calidad con apego a los lineamientos de interculturalidad y los derechos humanos.

 

El Secretario de Salud en Baja California, Alonso Óscar Pérez Rico, señaló que se continuará con esta política de salud pública; reconoció el esfuerzo que se ha realizado en el HMIM al enfrentar de manera emergente, la demanda de servicios de la población femenina proveniente de diversas partes del país y el mundo.

 

El HMIM es la opción de atención para todas las mujeres migrantes que llegan a presentar un problema de salud de tipo ginecológico u obstétrico, puesto que, al no contar con un empleo formal carecen de la afiliación a otras instituciones de salud; Pérez Rico dijo que, en ocasiones también se presentan barreras de lenguaje, en donde se ha tenido que aplicar estrategias para lograr una comunicación efectiva.

 

El Director del nosocomio, José Rojas Serrato, indicó que en los primeros años de operación del hospital, la atención a mujeres migrantes además de incluir a mexicanas contempló el servicio a pacientes de provenientes de diversos países como Nicaragua, Estados Unidos, Panamá, Chile, Argentina, Venezuela, Cuba, Salvador, y en años más recientemente El Congo, Haití y Honduras. 

 

En el 2012 fue cuando más atenciones de esta naturaleza se brindaron, con 62 casos registrados, 51 mujeres de nacionalidad extranjera recibieron tratamientos obstétricos o ginecológicos durante el 2019; en el 2018 se atendió a 39 mujeres. 

 

Explicó que el hecho de estar en tránsito migratorio no se lleva un control prenatal adecuado o seguimiento a su estado de salud, por lo cual requieren una atención más dirigida.

 

Rojas Serrato finalizó que el fenómeno migratorio internacional que se ha incrementado en los últimos años ha repercutido en la dinámica de atención del nosocomio, pero ha sido una oportunidad para crecer y perfilarse como la unidad hospitalaria capaz de adaptarse y enfrentar los retos sociales.