ENSENADA, 13 septiembre de 2020 (Especial/únicoBC).-  Con una inversión de casi 400 millones de pesos, el Gobierno de Baja California ejecuta 335 obras de remodelación, ampliación y construcción en planteles educativos de la entidad, desde preescolar, primaria, secundaria y media superior, informó el Director General del Instituto de la Infraestructura Física Educativa (INIFE) de Baja California, Alejandro René Molina Torres. 

El titular del INIFE, destacó que es una prioridad atender las necesidades de mantenimiento de las 3 mil 177 escuelas en el Estado. 

Asimismo, resaltó que, desde el inicio de la presente contingencia sanitaria, que obligó a la suspensión de clases presenciales, hasta el momento se tienen ahorrados 100 millones de pesos en consumo de energía eléctrica, recurso que se orienta para llevar a cabo más trabajos de restauración. 

En ese sentido, informó que debido al déficit de energía que se registra en esta región, se proyecta instalar paneles solares en la mayoría de las instituciones públicas de enseñanza; así como en las propias oficinas de la Secretaría de Educación, dado a que se pagan alrededor de 500 millones de pesos de energía eléctrica al año en el sector educativo. 

De concretarse esta iniciativa, promovida por el Mandatario estatal, se establecería un parteaguas a nivel nacional. 

 

HACÍA LA NUEVA NORMALIDAD 

Alejandro René Molina Torres, anunció que desde ahora, la administración estatal implementa las acciones para el retorno a clases presenciales que implica que cada escuela tenga tres áreas de ingreso para los alumnos, de acuerdo a su grado, así como la instalación de estaciones para el lavado de manos fuera de los módulos sanitarios, para que todos los estudiantes asearse desde que entran al recinto. 

En virtud de que lo anterior es una prioridad, se contempla para tal efecto invertir 54 millones de pesos. 

“Además de los lavamanos, paneles solares, y tres accesos, en esta nueva normalidad las escuelas deben contar con cerco perimetral tubular, alarma y techos metálicos en sus planchas de concreto, en especial en la zona rural”, comentó Molina Torres. 

Indicó también, que dentro de dos semanas, como parte del programa Escuela Segura, se ejercerá un presupuesto para prevenir actos de vandalismo en las escuelas que incluye recorridos constantes de la policía y un código QR enlazado con la estación de Seguridad Pública Municipal. 

Por otra parte, enfatizó que se efectuó un cambio en el esquema de construcción de aulas, para sustituir las de madera por las de concreto, y refirió que la semana pasada sostuvo una reunión con el Secretario de Educación de Baja California, Catalino Zavala Márquez, con el propósito de coordinar esfuerzos para que las autoridades estatales puedan supervisar las obras del Ramo 33, que hacen los gobiernos municipales en los planteles y que ascienden a 18 millones de pesos mensuales, porque son trabajos que no están supervisados bajo los criterios del INIFE.