MEXICALI, 14 junio de 2020 (únicoBC).- Jorge Jesús Rubio Chávez, apodado el “Payo”, tiene el doble-honor de ser el primer pelotero cachanilla en llegar a las Grandes Ligas y ganar un juego a ese nivel.

Llegó a la gran carpa en el año de 1966 con los Serafines de California, siendo su debut el día 21 de abril en contra de los Medias Blancas de Chicago en Anaheim donde lanzó dos entradas en plan de relevo. Esa campaña participó en un total de siete juegos, los últimos tres como abridor.

El domingo 2 de octubre de 1966 es una fecha memorable para el beisbol de Baja California ya que Rubio consagró su más grande hazaña en las mayores al ponchar a 15 bateadores de los Indios de Cleveland y ganar por blanqueada de 2-0 ante el cubano Luis Tiant.

En Liga Mexicana del Pacífico militó principalmente con los Ostioneros de Guaymas.

En Liga Mexicana jugó para equipos como Charros de Jalisco, Broncos de Reynosa (campeón en 1969), Diablos Rojos del México y Tigres del México.

Su carrera como lanzador profesional no se pudo extender por muchos años debido a una lesión. 

A finales de la década del 70 se acomodó en Liga Norte de Sonora jugando con Agua Prieta y después con Algodoneros de San Luis, pero lo hizo como jugador de primera base, destacando por sus valiosos jonrones. 

Ya retirado trabajó algunos años como coach en los clubes Naranjeros de Hermosillo y Águilas de Mexicali, siendo en este último parte de la novena que consiguió el primer título emplumado en la temporada 1985-86 bajo las ordenes del manager Benjamín “Cananea” Reyes.  

Nació el 23 de abril de 1945. El portal Puro Beisbol dio a conocer la noticia de su deceso citando como fuente a su hija Ana Rubio. Tenía 75 años de edad.