TIJUANA, 23 junio de 2020 (Especial/únicoBC).-  Aunque Baja California bajó sus casos activos por COVID-19, con un registro actual de 660, el Gobierno del Estado exhortó a la población en general, principalmente de Ensenada, a que disminuya su movilidad, pues falta poco para avanzar como entidad en el semáforo nacional de la “Nueva Normalidad”, que será posible gracias a la colaboración de los ciudadanos, con el apego y respeto a las medidas sanitarias.

 

Al concluir la reunión permanente de la Mesa por la Paz y Seguridad, que se llevó a cabo en el Centro de Gobierno, el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, y el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, presentaron el reporte actualizado de los casos del patógeno en Baja California; ambos hicieron un enérgico llamado a los habitantes de Ensenada y San Quintín para resguardase, por el incremento de casos activos de COVID-19 en las últimas horas.

 

En la video conferencia matutina, el Dr. Pérez Rico explicó que Ensenada registró más de 100 casos activos y de los 563 pacientes confirmados en la plataforma, 26 registros son nuevos; en San Quintín, de los 128 casos confirmados, diez corresponden a casos nuevos; sin embargo, recordó que el epicentro de la pandemia es Mexicali.

 

 

“Es urgente disminuir la movilidad en el puerto de Ensenada, las unidades auxiliares como el Centro de Alto Rendimiento (UAH CAR), que en este momento tiene 20 camas disponibles, se dotará con más equipo médico e instrumental, para hacerle frente al coronavirus”, expuso el titular de la Secretaría de Salud del Estado.

 

En este mismo tenor, el funcionario estatal detalló que, con la reapertura de actividades esenciales y neo esenciales, se tendrá que monitorear a las ciudades de Tijuana, Tecate y Playas de Rosarito, que reportan estabilidad y un franco descenso en la curva epidemiológica, sin embargo, hay que estar preparados ante cualquier rebrote.

 

Nuevamente el doctor Alonso Pérez Rico, pidió a los bajacalifornianos atender las medidas sanitarias, pero sobre todo evitar la dispersión social para romper con las cadenas de contagio. “El distanciamiento social, nos llevará a la victoria contra el COVID-19”, enfatizó.